Casa de Ejercicios Espirituales Emaús

Dirección: Carrera 80i No. 65 – 40 Sur

Teléfono: (57) (1) 7826961 - 7771225

emaus@arquibogota.org.co

Las Emociones

Herramienta del mes (Julio)

A+ A-

“La felicidad verdadera y segura en sumo grado la alcanzan, ante todo, los hombres de bien que honran a Dios, el único que la puede conceder”

San Agustín de Hipona

  1. Las emociones son reacciones psicofisiológicas que representan modos de adaptación a ciertos estímulos del individuo cuando percibe un objeto, persona, lugar, suceso o recuerdo importante. Las emociones son producto de tres cosas:
  1. Los pensamientos centrales son la potencia de las islas de la personalidad, representan momentos clave que han definido a través de su vida dicha personalidad en los individuos.
  2. Las islas de la personalidad, como ya se dijo provienen de los recuerdos que marcan nuestras vidas y hacen que actuemos como actuamos y nos expresemos como lo hacemos.
  3. Cada interacción que tenemos con otras personas produce emociones, desde la conversación más simple con la persona con la que mejor nos llevamos hasta la discusión más fuerte con quien menos congeniamos, todas producen algo en nuestro corazón y debido a eso que sentimos reaccionamos de alguna manera específica, esas reacciones son las que hacen que tengamos problemas o que podamos tener paz en el interior o en el exterior, son esas reacciones las que debemos aprender a controlar en busca de esa paz.

Por otro lado, debemos aprender a tolerar las reacciones que otros tienen a partir de sus propias emociones; puesto que todos reaccionamos de diferentes maneras, en ocasiones se vuelve difícil mantenerse en silencio o en paz ante lo que otros dicen o hacen, pero es de vital importancia que podamos ser pacientes y tolerantes ante las emociones de otros para conservar relaciones más sanas y tranquilas.

 

ACERCAMIENTO A DIOS

La oveja perdida. Lucas 15, 4-7

4 ¿Qué hombre de vosotros, si tiene cien ovejas y una de ellas se pierde, no deja las noventa y nueve en el campo y va tras la que está perdida hasta que la halla? 5 Al encontrarla, la pone sobre sus hombros, gozoso; 6 y cuando llega a su casa, reúne a los amigos y a los vecinos, diciéndoles: "Alegraos conmigo, porque he hallado mi oveja que se había perdido." 7 Os digo que de la misma manera, habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentimiento.

*Explique*:

Tristeza: La oveja está perdida y su pastor sufre porque no la encuentra, Jesús es el buen pastor y se entristece cuando sus ovejas, que somos nosotros, hemos caído en tentación, y con ello hemos lastimado a los que lo aman, es decir, Jesús se entristece con nuestras malas acciones porque con ellas hacemos daño a quienes nos rodean que son otras de sus ovejas. Pero Jesús no se queda esperando si su oveja regresa, él sale a buscarla para corregirla y para meterla otra vez en el rebaño, es decir, en el buen camino. ¿Cuáles son esos comportamientos que dan tristeza a Jesús y a tus seres queridos?

Alegría: La acción que viene de buscar la oveja es encontrarla. El pastor ha encontrado la oveja y se regocija, pues la ama, así también Jesús que está buscándonos siempre se alegra cuando nos encuentra, pero se alegra más cuando estamos arrepentidos de los daños que hemos hecho, recordemos que el arrepentimiento trae dentro de sí un propósito de enmienda y eso es lo que más alegra a Jesús, querer hacer cosas muy buenas por aquellos que hemos herido con nuestros malos comportamientos. ¿Cuáles son esos comportamientos que dan alegría a Jesús y a tus seres queridos?

Desarrollo por San Pablo Multimedia